Sobre las inundaciones Imprimir E-mail

Por Méd. Vet. Dr. Alejandro Nisnovich Boero

 


 

Si bien coincido con todo lo aportado en el programa del día sábado a mediodía, en el Canal local Impulso TV, por el productor J.L. Camoletto, creo humildemente que si se va a seguir tratando de prevenir estos problemas, es fundamental que todos los productores tomemos conciencia de modo que no podemos salvarnos individualmente, ante situaciones como éstas que afectan a todos por igual.

Se han visto demasiados casos de productores que con tal de salvarse individualmente: dejan caminos intransitables por no correr alambrados que ocupan tierras ilegalmente, ya que son para caminos; negarse a que se hagan los canales que corresponden, ya sea por cunetas que hay que profundizar o incluso no ponen o limpian debajo los tubos necesarios para que el agua corra por su lugar adecuando, en muchos casos afectando ignorantemente hasta sus propias producciones, por propia tozudez o falta de razonamiento y comprensión del bien general.

Hay también productores que le pasan a un vecino ó a un camino, etc. el agua que consideran a él le molesta, sin pensar en que "trasmite" el problema al vecino, o a quiénes necesita transitar el camino que han imposibilitado. En fin, aquí lo que prima es el egoísmo más perverso, ante una situación desesperante para la mayoría, y en esto ni quiero imaginar la situación de desesperación que se va a producir cuando se pueda comenzar a cosechar.

Y con respecto a la situación que ya venimos viviendo hace varios años, es necesario que de una vez por todas se haga conciencia, y se traigan técnicos que conozcan del tema. Por los resultados, noto personalmente que aquí no ha habido una consulta adecuada a medios nacionales o incluso internacionales, con respecto a los manejos del agua y sus derivaciones.

He estado en Holanda por ejemplo y he visto obras maravillosas con el manejo del agua, y supuestamente de éste u otros países se pueden consultar Técnicos que puedan aportar de una vez y para siempre, ideas claras y concretas para ir diagramando  las obras que vayan aminorando los problemas que la Naturaleza nos trae. La costosa realización es otro punto que se deberá abordar, ante un plan integral del manejo de las aguas, que tenga coherencia y continuidad en el tiempo. El beneficio sería para todos, y el sufrimiento por la pérdida siempre menor.  

Si te gustó la nota, y querés ayudarnos a difundir la página, dale "ME GUSTA". Gracias!


  

                                                   

 

No tiene permisos para anadir comentarios. Debe registrarse previamente como usuario del sitio.

Banner